Pasta Hojaldre en Lecaroz

PASTA HOJALDRE: LA MASA MÁS LIGERA Y VERSÁTIL

Todos hemos comido unas ricas empanadas de dulce o saladas, un delicioso conde o unas ricas orejas, pero ¿sabías que no es la única forma de preparar la pasta hojaldre?

Esta masa, también conocida como pasta feité, está hecha a base de harina, agua, sal y margarina o manteca; se caracteriza por ser crujiente y ligera a la vez. El secreto está en poner la margarina estando ya la masa preparada y después doblarla continuamente, esto hará que, al momento de estar en el horno y alcanzar su máxima temperatura, la masa comience a abrirse en pequeñas láminas, lo cual le da su efecto tan característico.

 La pasta hojaldre se originó hace muchos siglos, aún no se sabe con precisión en qué lugar, pues se cree que fue inventada por el repostero y después pintor, Le Lorrain, nombrado en español Claudio de Lorena, en el siglo XVII; sin embargo, existen registros que dicen que los romanos ya comían esta pasta, o que los árabes la introdujeron a Europa en la Edad Media, y acostumbraban a prepararla con miel, higos y frutos secos.

Un artículo publicado por la Escuela de Cocina Azafrán, en España, afirma que los aztecas ya preparaban sus propias versiones del pastel Mil Hojas, antes de la llegada de los españoles, y eran nombrado tlacepoallitlaxcalli, vietlaxcalli o tlaxcallmimilli.

Tal vez nos quedemos con la duda de dónde surgió, pero eso no evita que en Lecaroz amemos la pasta hojaldre, pues nos ofrece un sinfín de variedades para probar:

·         Pan dulce: nuestra línea feité es una de las más amplias en Lecaroz, y sin duda, de las más deliciosas;  puedes encontrar rehiletes, orejas con higo o con chocolate, moños, cuadros rellenos de piña, barritas y peinetas rellenos o cubiertos de nuez o almendras; por supuesto, también podrás encontrar el clásico conde, cubierto de azúcar glass.

 

·         Confitería: en esta sección encontrarás muchas variedades de repostería, desde un original pay de queso con nescafé, mousse de fresa o de durazno, enjambres de chocolate, y hasta un delicioso feité con fruta, que consiste en una tartaleta hecha de pasta hojaldre, rellena de fresa, durazno y kiwi, ¡simplemente delicioso!

 

·         Pasteles: las mejores creaciones de la pasta feité que hay en Lecaroz, son, supuesto, las tres versiones del pastel Mil Hojas, con fresa o durazno, en su presentación más clásica, con crema pastelera.

Si es para celebrar un cumpleaños, el pastel mil Hojas; si es para consentirte, un feité con frutas, y si es para acompañar tu café de la mañana, un conde o una oreja. Cualquiera que sea tu presentación favorita de la pasta hojaldre, podrás encontrarla en nuestras sucursales de Lecaroz.

Recuerda que puedes compartir todos nuestros artículos del blog a través de nuestras redes sociales.